Pájaro que trina no vuela
Nota Mision Tokyo: 88%
Fecha salida: 2016-12-12

Formato: Tomo B6

Editorial ES: Tomodomo
N° de tomos: 4
Título original: Saezuru Tori wa Habatakanai
囀る鳥は羽ばたかない

Estreno en JP: 2013-01-30
Guión: Kou Yoneda
Dibujo: Kou Yoneda
Editorial JP: Taiyo Tosho
Mangashi: Hertz

Género: BL, Drama, Mafias, Psicológico
88%
#57 Ranking Manga
Lo tengo Lo quiero
0%
0 votos
Artículos / Reseñas / Manga España / Pájaro que trina no vuela
Miércoles, 6 septiembre 2017 19:35

Pájaro que trina no vuela

El placer en el dolor

Por: hidefan

Pájaro que Trina no Vuela (Saezeru Tori wa Habatakanai) es el quinto BL que publica Tomodomo en España. La obra que ha terminado de encumbrar a la mangaka Kou Yoneda se asemeja poco al resto de títulos del género que conforman el catálogo de la editorial, y no solo por sus lomos negros en claro contraste con el blanco o color pastel suave del resto: de las tiernas historias de amor entre estudiantes de instituto (o estudiantes con sus profesores) de En la Misma Clase, Seven Days o Senpai pasamos a una trama violenta, oscura, enfermiza y, por encima de todo, fascinante.

Sinopsis

Yashiro es un cabecilla de la yakuza no demasiado ambicioso, manipulador, adicto al sexo y masoquista. Dômeki, un ex-policia que acaba de salir de la cárcel, es su nuevo guardaespaldas. Callado, extremadamente leal e impotente, el joven se gana el interés de Yashiro de inmediato, pese a que este tiene como norma no relacionarse jamás con subordinados. ¿Hasta qué punto llegará la devoción de Dômeki hacia un hombre tan complejo y dañado como Yashiro? 

Guion

Después de varios romances entre adolescentes, los que ya tenemos unos años echábamos en falta algo un poco más adulto en los BL del catálogo de Tomodomo. Por suerte, Pájaro que Trina no Vuela cumple este requisito con creces: no solo es un BL completamente diferente a lo que se ha ido viniendo publicando en España recientemente, es que este manga de Kou Yoneda juega en una liga totalmente aparte del grueso del género.

Enmarcada dentro del mundo de la mafia o yakuza japonesa, Yoneda desarrolla una historia (no sé si atreverme a llamarla de amor) entre un capo y su guardaespaldas, polos opuestos pero a la vez similares. Ambos fueron expuestos a abusos años atrás, aunque les afectó de forma distinta; mientras que Yashiro se convirtió en un ninfómano que disfruta con el sexo duro y con el dolor, Dômeki se volvió completamente impotente. Yashiro goza con la humillación, mientras que Dômeki solo quiere protegerlo. Yashiro no ha estado nunca con nadie con el que hubiera sentimientos de por medio, y Dômeki va perdiendo más y más el control en lo que respecta a su señor. Son dos hombres que se atraen como dos imanes, que contra todo pronóstico parecen encajar, pero que se encaminan hacia una situación imposible, porque no sería realista aspirar a mantener una relación normal en el mundo en el que viven.

Pájaro que Trina no Vuela es un manga con un alto contenido sexual, pero no estamos hablando de sexo con una pizca de argumento que solo sirve como excusa para los momentos subidos de tono sino que esas escenas son una parte vital de la trama. Yoneda nos ofrece una historia llena de intrigas en la que vale todo para obtener el poder y en la que nadie está a salvo, zambulléndonos en el oscuro pozo de la yakuza, del que una vez dentro ya no se puede salir.

Pero si por algo Saezuru sobresale por encima de otros títulos del género es por la espectacular construcción de personajes, especialmente Yashiro, un personaje sumamente complejo, tan destrozado por dentro que todavía no ha mostrado todo el alcance de sus heridas, y que rompe todos los moldes y esquemas habidos y por haber. Dômeki, aunque aparentemente más simple, también es un protagonista magnífico, y la relación entre ellos dos, tan profunda y eléctrica, que va evolucionando a algo totalmente desconocido para ambos, es increíblemente sexy y cautivadora y va mucho más allá de los roles de dominación y sumisión que podríamos esperar en una pareja de estas características.

El dibujo

Yoneda Kou es una excelente narradora y guionista, pero también es una autora única en su especie por su distintivo trazo. Aunque en un primer momento pueda parecer que su dibujo es simple y sus personajes tiendan a ser inexpresivos, solo hay que leer unas cuantas páginas para darnos cuenta que no es así ni mucho menos. Y es que bajo un rostro aparentemente impasible, la autora puede mostrar un sinfín de emociones solo con la forma en la que están entrecerrados los ojos o con un ligero hundimiento de hombros, por ejemplo. También hace un grandísimo trabajo en las escenas eróticas: casi sientes el dolor de Yashiro en sus múltiples y violentos encuentros sexuales con hombres que le desprecian tanto como se desprecia a sí mismo, y en cambio cuando está con Dômeki el erotismo y ese algo más que hay entre ellos se sale del papel.

En lo que flojea un poco es en lo que respecta a los personajes secundarios, porque algunos son muy parecidos entre sí.

El manga es de ritmo pausado, con una media de unas cinco viñetas por página y mucho diálogo. Cuesta acostumbrarse un poco a la lectura porque los globos de diálogo están ubicados de una forma que resulta un pelín confusa, hasta que uno le coge el tranquillo a la forma de narrar de la autora.

Los fondos y escenarios transmiten a la perfección el lúgubre y sucio mundo por el que se mueven los personajes.

Edición

De nuevo Tomodomo nos ofrece una edición impecable y muy fiel a la original. Tamaño B6 rústico con sobrecubierta en mate, con algunas páginas a color en el interior. Todos los tomos incluyen una postal de regalo y si se adquiere en la web de la editorial se puede conseguir además un marcapáginas.

Como siempre cabe destacar la estupenda labor de traducción, que recae como de costumbre en Ana María Caro. En orden de preservar al máximo el espíritu de la obra original, la editorial ha optado por dejar los términos referentes a la yakuza en japonés, incluyendo un glosario al final del volumen con la definición de cada uno de ellos. Es un poco lioso porque hay muchos nombres a recordar pero no resta demasiada fluidez a la lectura puesto que los denominativos más importantes se aprenden enseguida.

El precio es de 8€, lo cual es de agradecer viendo que la mayoría de editoriales han optado por incrementar el PVP de los tomos de este tamaño.

¿Sabías que…? 

  • Kou Yoneda comenzó sus pinitos como dibujante con doujins de Tutor Hitman Reborn!, específicamente de la pareja Yamamoto/Hibari.
  • La autora ganó una gran popularidad gracias a su obra Doushitemo Furetakunai, que tuvo adaptación a película de acción real.
  • Pájaro que Trina no Vuela aparece frecuentemente entre los ganadores en las diferentes categorías de los premios Chil-Chil, que organiza uno de los portales BL más importantes de Japón.
  • Quedó cuarto en los premios Sugoi de 2016 en los que un jurado formado por fans y expertos votaron aquellas obras que consideraron más representativas del Japón actual y que tienen la originalidad, universalidad y potencial de conseguir éxito fuera de sus fronteras. Se dijo del manga que se aleja de los clichés que tan a menudo se encuentran en el género y que la compleja relación entre sus protagonistas hacen que sea un manga que puede gustar a los que no suelen leer BL. Fue el primer BL en conseguir este premio y el único de los ganadores de ese año que no tenía anime.
  • Se publica desde 2008 en la HertZ de Taiyo Tosho. Actualmente acumula cuatro tomos en Japón y sigue abierto.
  • Por un error el tercer tomo incluye la misma postal que el primero. Por este motivo el cuarto volumen incluirá dos postales, la del tercero y la que le corresponde.
  • Kou Yoneda tiene otros dos mangas en publicación: Rainy Days Yesterday, una historia de amor entre dos estudiantes que se publica en la BexBoy Gold de LibreOp: Yoake Itaru no Iro no Nai Hibi, su primera incursión en el seinen y que se serializa en la Evening de Kodansha.
  • La editorial anunciará un nuevo BL en la Japan Weekend de Madrid que se celebra a finales de este mes con vistas a publicarlo en el Salón del Manga de Barcelona.

Conclusión

Acostumbrados a los romances dulces de los otros BL de Tomodomo, Pájaro que Trina no Vuela supone toda una novedad. No es un manga precisamente idóneo para lectores jovencitos porque su contenido y su fondo son brutales, y el romance entre Yashiro y Dômeki, si es que podemos considerarlo eso, requiere que el lector se arme de paciencia.

Pero Kou Yoneda es una de las mejores autoras del género, a años luz de muchas de sus coetáneas. Leer sus historias es como meterse en la yakuza: una vez entras en su narrativa, ya ni puedes ni quieres salir de ella.

Depresivo, con un alto componente psicológico y drámatico y seguramente encaminado a rompernos el corazón, Pájaro que Trina no Vuela es posiblemente el mejor BL que se ha publicado en España y uno de los mejores en general.

Guión
94%
Dibujo
85%
Edición
86%
TOTAL
88%
Lo Mejor
Lo Peor

-El excepcional desarrollo de la relación entre Yashiro y Dômeki y lo único que es el personaje de Yashiro.
-La fantástica edición de Tomodomo.
-Que por fin podamos disfrutar de Kou Yoneda en España.

-El lento ritmo de publicación de la autora.
-¿Alguien espera un final feliz?

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdame a compartirle

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR: