manga
Noticias |  
Glénat comienza tres nuevas colecciones en marzo
Aterrizan Mayme Angel, La Ventana de Orfeo e Ikkyu
Por: hidefan | Lunes, 25 febrero 2008 16:48

A través de su página web Glénat ha anunciado las novedades previstas para el próximo mes, en el que destacan tres nuevas colecciones anunciadas anteriormente.

En primer lugar encontramos Mayme Angel, obra de Yumiko Igarashi (Candy Candy, Georgie), shojo manga de 288 páginas que contará con un precio de 9'95€.

Durante la época de la expansión americana, mucha gente soñaba con ir al oeste a hacer fortuna. Mayme es una niña que vive feliz con sus hermanas y su madre, a pesar de su pobreza. Su mayor deseo es ir al oeste para casarse con su amigo de la infancia, Johnny. Finalmente se embarca junto a su familia en una caravana hacia el lejano Oregón. Pero lo que parecía que iba a ser un viaje tranquilo, se descubrirá lleno de dificultades. Nueva obra de tres tomos de la genial Yumiko Igarashi, dibujante de Candy Candy .

Seguidamente encontramos otro shôjo manga muy esperado, La Ventana de Orfeo de Riyoko Ikeda (La Rosa de Versalles). Igual que Mayme Angel, contendrá 288 páginas y tendrá un precio de 9'95€.

En una escuela de música para chicos cuya noble historia se remonta a más de cuatrocientos años, hay un lugar al que llaman "la ventana de Orfeo". Dice la leyenda que el joven que se asome a ella, caerá perdidamente enamorado de la primera mujer que vea. Y si bien su amor será eterno, estará condenado a acabar en tragedia… Una historia en 13 tomos llena de elegancia y esplendor, capaz de mantenerte en vilo a cada página, y que recupera el ambiente de las grandes novelas clásicas del siglo XIX como la excepcional “Jane Eyre” de Charlotte Bronte.

También destaca la reedición del clásico Ikkyu de Hisashi Sagakuchi, clásico que fue reeditado recientemente en catalán y que ahora nos llega en castellano. Como la edición catalana, estará editado en formato Big Manga a 12€.


En el siglo XIV, vivió en Japón Ikkyû, un monje puro que se rebeló contra el poder y se mofó de los bonzos budistas y de su hipocresía, escogiendo vivir libre y alegremente entre el pueblo llano. Este primer tomo (de cuatro), se centra en la infancia de Ikkyû. Al tiempo que desarrolla la trama, Sakaguchi nos explica con sencillez conceptos centrales del budismo y nos sitúa en las circunstancias históricas del momento. Un ejercicio de maestría del manga histórico.

Además de las tres colecciones que comienzan, también hay una que termina, Lamu de Rumiko Takahashi. En marzo se espera que salga el decimoquinto y último volúmen.

hidefan

Colaborador Mision Tokyo