Humor Amarillo: el origen del Chino Cudeiro
Artículos / Artículos / Humor Amarillo: el origen del Chino Cudeiro
Viernes, 13 mayo 2016 09:37

Humor Amarillo: el origen del Chino Cudeiro

El creador de Humor Amarillo desvela algunos secretos del programa

Por: Kisacullen

Los más creciditos seguro que recordaréis con nostalgia aquel programa de pruebas, habilidad, tortazos y humor, sobre todo mucho humor, que se emitía en Telecinco. Sí, hablamos de Humor Amarillo, el particular concepto nacido a partir del original japonés Takeshi’s Castle, debido al buen hacer de posproducción realizado por Juan Herrera.

Gracias a una entrevista concedida a la página El Confidencial, los fans podemos conocer cómo se dio la llegada de un programa tan japonés, convertido en el entretenimiento favorito de toda una generación. Y sobre todo, ¡conoceremos por fin el origen del Chino Cudeiro! El famoso personaje que moría una y otra vez en los distintos episodios del programa.

Takeshi’s Castle o Fuun! Takeshi Jo! era originalmente un programa de humor japonés, emitido por la Tokyo Broadcasting System (TBS) entre 1986 y 1990. Se trataba de un concurso presentado por Takeshi Kitano, en el cual los participantes del mismo eran sometidos a pruebas de destreza, donde en su mayoría, acababan recibiendo más de un golpe. Los concursantes eran guiados por el general Hayato Tani. Su objetivo era llegar al castillo de Takeshi, el cual estaba defendido por una serie de guardias de lo más estrafalario. El que superaba todas las pruebas se convertía en el ganador, accediendo al premio de un millón de yenes.

Juan Herrera relata con nostalgia y humor, pues no le queda otra, los tortuosos comienzos del programa: un edificio en ruinas, inundaciones, un estudio con una fecha límite para seguir produciendo y Valerio Lazarov con un montón de cintas que no iban a ninguna parte: “Un día me llama Valerio Lazarov desde Italia diciendo que había comprado al peso un montón de cintas que no sabían muy bien qué hacer con ellas. Me dice que lo habían intentado pero no les salía nada. Incluso probaron con Cruz y Raya en un programa que se llamaba Tutti Frutti y que no había funcionado.”

Después de aquello, las famosas cintas llegaron a manos de Juan Herrera y así comenzó la magia. El propio productor, que provenía del mundo de la radio, reconoce que en cuanto vio las cintas, dijo que tenían potencial. Junto a su compañero Miguel Ángel Coll extrapolaron muchos de los cánones de la radio experimental con la que estaban familiarizados, dentro de esta creación a la que llamaron Humor Amarillo.

Literalmente, se lo inventaron todo: formato, diálogos, pruebas… ¡y hasta personajes! ¿Sabéis quién es en realidad el Chino Cudeiro? El becario.

Juan Herrera comenta que, a pesar de su buen hacer, desde la cadena les pidieron un montaje más profesional. Hasta el momento trabajaban de manera muy rudimentaria y casera: “Nos juntábamos aquí en mi casa con mi vídeo y hacíamos una lectura de códigos con los VHS y luego íbamos a una furgoneta aparcada en el parking de Telecinco y allí había dos magnetoscopios. Con los códigos que teníamos del VHS editábamos el capítulo que habíamos hecho en mi casa. Y esa fue la técnica que mantuvimos en todo momento.” Entonces, llegó el becario que habría de alzar la profesionalidad de la producción del programa: “Bueno, es que entonces nos pusieron a un becario, un gallego muy tímido que se apellidaba Cudeiro. En esa época se ganaba poco dinero y a este no sé ni si le pagaban. Por rendirle un homenaje y porque nos parecía un tipo encantador al que no hacían ni caso en la cadena, decidimos inventar un personaje con su nombre. Pero nos gustaba que fuese cada vez uno, sin una fisonomía concreta.”

Sí, el famoso Chino Cudeiro era de origen gallego. Lamentablemente, Herrera no volvió a tener contacto con él cuando abandonó el estudio.

Por otro lado, Juan Herrera explica el método de trabajo que llevaban a cabo para el doblaje. Además de tener mucha libertad en cuanto a la temática de lo que hablaban, explica que intentaban utilizar siempre temas de actualidad en clave de humor, un humor muy particular que solo sería posible gracias a dos personalidades como Herrera y Coll, los cuales provenían de la radio, como ya hemos mencionado. “Llevabamos un ‘story board’ con dibujos. Y el guión lo elaborábamos monográficamente, según la actualidad. Un día hablábamos de la especulación del suelo, otro del mercado de trabajo…. Era humor a ‘croche’t, a dos, no humor de ganchillo, a uno. Uno proponía un punto y el otro lo remataba.”

Un humor que nos encantó a todos. Un humor único y amarillo que consiguió alzar a la recién nacida Telecinco hasta un 31% de share, lo cual suponía un hito bastante significativo en aquella época.

Sin embargo, el dato más curioso de todos es, quizás, la estrecha relación que se formó entre Juan Herrera y Takeshi Kitano, al que llegó a conocer años después de haber creado Humor Amarillo. De hecho, Lazarov ni siquiera sabía quien era Takeshi Kitano, ni nadie dentro del estudio. Cuando Herrera coincidió con el, por aquel entonces, ya afamado director del cine de gangster japonés, quedó completamente maravillado y sorprendido ante el imaginario del mismo; y finalmente consiguió entender el concepto completo del programa al que había dedicado una parte de su vida profesional. Ahora incluso se ríe de las tonterías que llegaron a superponer sobre las frases originales japonesas.

El formato, originalmente emitido entre 1990 y 1995 en la cadena Telecinco, fue uno de los más recordados, y no precisamente por los tortazos que se llevaban los participantes, sino por el acierto de montaje y doblaje que realizaron Juan Herrera y Miguel Ángel Coll. Sin embargo, es posible que el Humor Amarillo que muchos recuerden sea el exhibido por Cuatro en 2006, que contaba con nuevos comentaristas. En esa ocasión, fueron Fernando Costilla y Paco Bravo los encargados de hacernos reír con sus estrafalarias ideas. Además, como dato curioso, cambiaron la famosa entradilla o sintonía de presentación del programa originario de Juan Herrera “Humor blanco, humor negro… Humor amarillo”, por la canción que muchos recuerdan como opening de la misma, compuesta por Juan Moliner (Trazzto), la cual fue adquirida por la cadena.

Os dejamos a continuación un pequeño vídeo como parte complementaria a la entrevista realizada por El Confidencial.

Y vosotros, ¿erais fans de Humor Amarillo? ¿Os gustaría que volviera a emitirse el formato en la televisión? ¿Sí? Pues… ¡piltrafillas, al turrón!

Fuente: El Confidencial

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdame a compartirle

Kisacullen

Colaborador Mision Tokyo


Graduada en Comunicación Audiovisual e investigadora a tiempo completo sobre el panorama del manganime en España.

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR:

  • Poison

    Me encantaba Humor Amarillo, lo vi desde Tele 5 hasta en La 7, que panzada de reir, y a parte del Chino Cudeiro, os habeis dejado a otro concursante mitico, al gran Gacela Thompson, aunque bueno, como olvidar a Junior, a Pinky, a Pepe Livingstone, a Dolores Konichigua, al Chino Dj, a Animal, como me gustaria ver los programas enteros.

    https://www.youtube.com/watch?v=hUpKwyNuS8I