Hot Gimmick
Artículos / Reseñas / Reseñas / Hot Gimmick
Domingo, 13 abril 2008 21:12

Hot Gimmick

Las aventuras y desventuras de Hatsumi

Por: Deirdre

Si una obra merece el apelativo de “manga demandado por el público español“, esa no es otra que Hot Gimmick de Miki Aihara, que siempre ha estado en boca de las aficionadas al shojo manga como en su día lo estuvo No Me Lo Digas Con Flores.

Miki Aihara
debutó en 1991 con una historia corta dentro de la ShoComi Especial, aunque su trayectoría en esta revista fue corta ya que se mudó rápidamente a la Betsucomi donde ha trabajado hasta el momento.

Hatsumi vive en un bloque de apartamentos perteneciente a la empresa de su padre, dónde el jefe y su familia son tratados poco menos que como reyes. Un día, para sacar de un apuro a su hermana Akane, es pillada comprando un test de embarazo por Ryouki (el hijo del jefe) y éste no pierde oportunidad de chantajearla para que nadie se entere.

Afortunadamente (o no), Ryouki no es el único hombre en la vida de Hatsumi: Azusa, el modelo de éxito, y Shinogu, su hermano mayor, también muestran interés por ella, pero no todo es lo que parece en el edificio.

Miki Aihara destaca entre otras autoras del género por su estilizado y moderno dibujo repleto de fondos bastante trabajados y detallistas. Aunque los elementos típicos del shojo, tales como flores y ojos brillantes, están presentes en Hot Gimmick, la autora los usa como meros recursos anécdoticos. Aihara crea las escenas y los planos a partir de las personalidades de sus personajes, lo que confiere a las escenas un trabajo muy meditado de fondo. El guión de Hot Gimmick no es nada original, ya hemos visto la premisa de chica inocente y algo retraída atrapada en las redes del perfecto manipulador que, además, es un chico muy popular dentro de sus propios círculos. Sin embargo, la forma de llevar las diversas tramas del guión, no centrándose siempre en la pareja protagonista, hacen de la obra un producto por encima de la media que engancha como el mejor culebrón venezolano y que siempre da una sorpresa cuando crees que ya lo has visto todo.

Hot Gimmick
se ha ganado su puesto como manga demandado gracias a la combinación del dibujo con la de un guión original dentro de una situación manida hasta la saciedad y su exploración del “shojo harem“. Una obra muy recomendable para los lectores aficionados al romanticismo y a los protagonistas dominantes pero que levantará ampollas entre les sectores más conservadores.

Lo Mejor
Lo Peor
¿Te ha gustado este artículo? Ayúdame a compartirle

Deirdre

Colaborador Mision Tokyo


TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR: