Artículos / Mangakas / Naoko Takeuchi
Sábado, 28 septiembre 2013 11:10

Naoko Takeuchi

Dibujando Sailor Moon bajo la luz de la luna

Por: Genis

Al hablar de Naoko Takeuchi en el mundillo del manganime, a casi todo el mundo se le viene a la cabeza una serie “Bishoujo Senshi Sailor Moon”, serie con la que indiscutiblemente ha arrasado y aún sigue dando beneficios a lo largo de todo el mundo, tanto en su versión manga, como en su adaptación al anime que corrió a cargo de la Toei Animation.

Nos transportamos a principios de los años 90, cuando en una televisión de marcado carácter machista despuntó una serie de anime en la que las chicas tomaban el protagonismo, que luchaban y plantaban cara al mal demostrando que ellas también podían ser guerreras. Marcó la infancia de toda una generación que creció con las aventuras de Bunny y compañía en Sailor Moon. Hoy, en Mision Tokyo, vamos a descubrir quién había detrás de esas historias que marcaron un antes y un después en la industria del manganime, ni más ni menos que la genial mangaka Naoko Takeuchi.

Al hablar de Naoko Takeuchi en el mundillo del manganime, a casi todo el mundo se le viene a la cabeza una serie “Bishoujo Senshi Sailor Moon”, serie con la que indiscutiblemente ha arrasado y aún sigue dando beneficios a lo largo de todo el mundo, tanto en su versión manga, como en su adaptación al anime que corrió a cargo de la Toei Animation.

Naoko Takeuchi, mangaka de 46 años, madre de 2 hijos y casada con Yoshihiro Togashi, también mangaka conocido por “Hunter X Hunter” o “Yu Yu Hakusho”, entre otras, tiene tras de si varias obras publicadas, además de ilustraciones, art-books…

Nació el 15 de marzo de 1967 (Piscis), en la ciudad de Kofu perteneciente a la prefectura de Yamanashi en Japón. Gracias a una de esas curiosidades sobre Sailor Moon que poca gente conoce sabemos el nombre de sus padres, Kenji e Ikkuko, y el de su hermano menor Shingo, porque son los nombres que usó para la familia de Usagi (Bunny) Tsukino en “Sailor Moon”, una forma de rendirles homenaje.

En su adolescencia estudió en la Kofu Ichi High School, donde vestía uniforme muy parecido al de su manga estelar, además de que ya apuntaba maneras en cuanto al manga se refiere, ya que se inscribió a los clubes de manga y astronomía, otra de sus grandes pasiones.

Pero no todo iba a ser de color de rosa, en su camino a mangaka tuvo que enfrentarse a un problema con su padre. Él no quería que se dedicase al manga y le obligó a estudiar una carrera. Así, Takeuchi se licenció en Química en la Universidad de Farmacia de Kyoritsu.

Estando en plenos estudios universitarios, trabajó como “miko” en el santuario Shiba Daijingu, experiencia que luego plasmó al crear a Rei Hino (Sailor Marte en “Sailor Moon”).

 

LA OBRA DE NAOKO TAKEUCHI

Dejando de lado sus estudios, su pasión por dibujar manga seguía viva mientras estudiaba. Con 18 años y aún en Secundaria, dentro del club de manga publicó “Yume ja Nai no ne”, obra galardonada con el 2º premio Nakayoshi Comic.

Ya en la universidad el debut fue con “Love Call” en 1986, recibiendo el premio Nakayoshi New Mangaka Award, por lo que su obra fue publicada en la revista Nakayoshi Deluxe. Tras esta obra llegaron “María” en 1989 y “The Cherry Project” un año después.

Tras ello llegó “Codename Sailor V”, en 1991, obra precuela de “Sailor Moon” cuya protagonista es Minako Aino, Sailor Venus (o Sailor V), la cual supuso el inicio de su siguiente obra. Takeuchi concluyó esta precuela en 1997, ya que si bien los dos primeros tomos fueron publicados no a mucha distancia en el tiempo, no fue hasta seis años después que apareció el tercero, donde los nexos de unión con su predecesora quedaban más claros.

Fue en 1992 y hasta 1997, cuando apareció su obra cumbre “Bishoujo Senshi Sailor Moon” donde la protagonista pasaba a ser Usagi Tsukino (Sailor Moon) y conectaba con su anterior obra, ya que junto al resto de las Sailors, Minako (Sailor V) es otra de las guerreros del Milenio de Plata. El manga acabaría abarcando 18 tomos. Esta obra contó con su versión animada de manos de Toei Animation, que ha sido emitida en más de medio mundo llegando a generar una popularidad innegable que hasta la fecha ninguna de sus otras obras ha conseguido. Además de suponer una revolución en el género de las magical girls.

Paralelamente a “Sailor Moon”, la autora fue publicando otras obras como “Win (Miss) Rain” y “Prims Time”.

“PQ Angels” fue la siguiente obra en publicar en 1997, tras su “Sailor Moon”. Gozó de buena popularidad, pero ocurrió un problema, parece ser que desaparecieron siete hojas del manuscrito que la autora entregó a Kodansha, lo que provocó el enfado de la autora y la cancelación de la obra, que no llegó a recopilarse en tomo e incluso se rumoreó una posible adaptación animada, pero debido a este hecho todo quedó finalmente en nada.

Además de su trabajo como mangaka, ilustró varios libros, colaboraciones y sus artbooks, siendo los más famosos los dedicados a “Sailor Moon”.

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdame a compartirle

Genis

Colaborador Mision Tokyo


Director y fundador de Mision Tokyo.

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR: