Entrevista a Yoshiyuki Sadamoto
Artículos / Artículos / Entrevista a Yoshiyuki Sadamoto
Sábado, 6 agosto 2016 14:31

Entrevista a Yoshiyuki Sadamoto

Charlamos con él en su paso por el FicZone Granada 2016

Por: Kisacullen

Durante los días 30 de abril y 1 de mayo tuvo lugar la nueva edición de uno de los eventos del panorama andaluz que continua creciendo y sorprendiendo a sus asistentes con su buen hacer. Se trata del FicZone de Granada, evento organizado por la Asociación Cultural CrossOver y celebrado en el recinto Fermasa (Feria General de Muestras de Armilla).

Este año, entre actividades propuestas por las distintas asociaciones culturales, secciones claramente separadas por temática (entre las que destacaban videojuegos, autoedición, escritura, artesanía y cosplay) y los distintos stands y tiendas que se han prestado para la ocasión; la asistencia y el animado ambiente han cerrado con una edición digna de recordar. El plato fuerte, por supuesto, sus invitados: Yoshiyuki Sadamoto, Otomania y la primicia de albergar el primer concierto en España de Hatsune Miku.

En el pasado FicZone de Granada pudimos entrevistar a Yoshiyuki Sadamoto, reconocido dibujante y diseñador de personajes, cuyo trabajo más conocido es Neon Genesis Evangelion. Sadamoto no solo trabajó en el apartado gráfico, sino que estuvo muy presente en toda la consumación del concepto global de Evangelion, además de ser también el autor de su adaptación al manga. Entre sus trabajos destacan Nadia, el secreto de la piedra azul; Diebuster y Gunbuster, //hack., FLCL o más recientemente su colaboración con Mamoru Hosoda en tres de sus películas: La chica que saltaba a través del tiempo, Summer Wars y Wolf Children.

El diseñador visitaba España por primera vez para el citado evento, encontrándose maravillado con la ciudad de Granada, según nos confesaba al principio de una amena conversación compartida. Sadamoto es una persona muy sencilla y humilde, que valora mucho su intimidad y su vida personal; y está muy orgulloso de su profesión como ilustrador. De hecho, recalcó que si en algún momento no se sentía cómodo con la conversación, se reservaría el derecho de con contestar a nuestras preguntas.

Por suerte, ese no fue el caso.

Nuestra primera pregunta fue, en cierto sentido, obligatoria: ¿cómo surgió Neon Genesis Evangelion? ¿Cómo se dio su implicación en el nacimiento del proyecto?

Sadamoto nos relata como en aquellos años, por alguna razón que aún desconoce, su compañero y amigo Hideaki Anno no escogía ningún proyecto en el que trabajar. Este hecho a él comenzaba a desesperarlo, puesto que la situación se venía repitiendo desde hacía cuatro años. Nos situaríamos alrededor de 1991, una vez terminada la producción de Nadia. Sadamoto se refiere a que en el lapso de tiempo de 1991 hasta  1995, año en el que se estrenó Evangelion, Gainax, como estudio de animación, no realizó ningún proyecto. No mencionamos aquí las colaboraciones en forma de OVA que se sucedieron en esos años, y en las que Sadamoto como tal no participó.

Entonces, en una especie de brainstorming entre varios de los integrantes de Gainax, surgió el germen de lo que hoy es Neon Genesis Evangelion. Sadamoto explica que Hideaki Anno dibujó un boceto, un esbozo ligero donde se mostraba un robot gigante caminando con una ciudad a sus pies. Dicho robot tenía la peculiaridad de portar una especie de cordón o hilo a su espalda que se perdía en alguna parte del dibujo. Fue precisamente esto, esta imagen que Anno realizó, con la que comenzó todo. Fue el boceto inicial y el concept art de los EVA. Sumado a esto, Toshio Okada, su “jefe”, como se refiere a él Sadamoto, comenzó a pensar en una historia en la que pudieran usar ese dibujo y ese concepto que Anno había hecho. Esas dos cosas puestas en conjunto, son la base de Evangelion.

Sadamoto además concreta más cosas sobre el concepto que rodeaba al dibujo de Anno, en relación a los primeros esbozos del contexto argumental realizados por Okada. Este robot gigante, que tiene un hilo unido a él, funciona con electricidad. Dicha energía le llega a través del hilo. Si el hilo se corta, al robot solo le restan tres minutos de energía hasta que finalmente deja de moverse. Sadamoto precisa que se trataría de un concepto parecido o con mucha similitud al de Ultraman.

Aparte de esto, también nos puntualiza algunos detalles sobre ese primer borrador de la historia que Okada comenzó a imaginar, después de ver el dibujo de Anno. En esta primitiva idea, se situaba a Dios en el Polo Sur, siendo este la eminencia y mayor fuente de poder existente en la tierra. Este Dios se alimentaba de humanos, aterrorizándolos. Ante esta realidad, los humanos deben luchar contra Dios. Pero para ello, primero necesitan estar en igualdad de condiciones: la idea que se tenía era que Dios era una figura gigantesca, inalcanzable a la estatura humana. Es por esto que necesitaban encontrar alguna forma de estar a su altura. Estos robots, estos “EVA” son esa herramienta, pues están hechos a imagen y semejanza de esa idea que se tenía de Dios; y sobre todo, son de su mismo tamaño.

Irónicamente, Hideaki Anno parecía empecinado en no trabajar con esta idea. No obstante, en este punto, Sadamoto decidió imponerse, insistiendo en que no iban a pasar otros cuatro años sin trabajar. Aportó muchos nuevos conceptos en un brainstorming improvisado, apoyó a Okada en el curso del argumento que este había desarrollado… Y finalmente, en 1995, Neon Genesis Evangelion salió a la luz.

Después de la experiencia que nos acababa de relatar para con Evangelion, sentimos la curiosidad de saber cuál había sido el mejor y el peor recuerdo que Sadamoto conservaba de su trabajo en Neon Genesis Evangelion.

La respuesta consigue, de igual modo, sorprendernos. Su mejor y peor recuerdo van ligados de forma íntima e intrínseca. Sadamoto nos confiesa con pesar que durante los años de realización de Evangelion nació su primer hijo, y que no pudo disfrutar de él tanto como hubiera querido. Tanto su mujer como su hijo permanecían en Tokio, mientras que él tenía que estar en el estudio trabajando. Entre eso, los años de incertidumbre sin trabajar y el futuro incierto, Sadamoto sentía que no iba a poder dedicarse ni a la ilustración como mangaka, ni a la animación como diseñador de personajes. De este modo, se dijo a sí mismo que ese, Evangelion, sería su último trabajo. Después, volvería con su familia a la casa natal de su mujer. Ese sería su peor recuerdo. Sin embargo, Evangelion consiguió alzarse con un éxito tal, que para él era inimaginable. Gracias a ello vive bien, sin problemas económicos y puede darle una buena vida a su familia. Por lo tanto, esto le hizo decir que sí, que seguiría adelante con su trabajo. Ese orgullo de ver en lo que se ha convertido algo en lo que ha trabajado, es el mejor recuerdo que Sadamoto conserva de Evangelion.

Como anécdota curiosa, entre risas, nos confiesa que si Evangelion, al que en aquella época consideraba su último trabajo, no hubiera tenido éxito, se habría dedicado a la artesanía. Su mujer se dedicaba a la cerámica artesanal, y a él le gustaban los trabajos artesanales: “Si Evangelion no tiene éxito, me dedicaré a la cerámica”.

A pesar de que Yoshiyuki Sadamoto es más conocido por su trabajo en Neon Genesis Evangelion, y tal y como nos ha confesado, su nacimiento marcó una parte importante de su vida; desde Mision Tokyo quisimos saber qué otros trabajos habían marcado su carrera, para bien o para mal.

Abrumado, duda un poco sobre qué contestar. Finalmente, nos confiesa que no se trataría de algo que haya “marcado” verdaderamente su carrera como tal, pero que si tuviera que elegir, escogería su aportación en La chica que saltaba a través del tiempo. La película producida por el estudio Madhouse sirvió de carta de presentación para su director, el ahora reconocido Mamoru Hosoda. Sadamoto nos cuenta que fue el propio Hosoda quien le pidió expresamente su colaboración para realizar el diseño de personajes de la película. Con esto, se presentaba una nueva perspectiva del mundo laboral para él: era una película que no la realizaba su estudio, Gainax, se trataba de una colaboración, la forma de trabajar era distinta, los compañeros de trabajo eran distintos… En definitiva, todo era nuevo para él. De esta experiencia, cita, aprendió algunas cosillas, que luego le sirvieron para mejorar en su trabajo. Es más, tan buena debió de ser la experiencia para ambos, que Sadamoto repitió en el diseño de personajes de Summer Wars y Wolf Children.

Por último, le preguntamos con qué se sentía más a gusto, si ilustrando manga o realizando el trabajo de diseñador de personajes en el terreno de la animación audiovisual. Debido a que su único trabajo seriado en calidad de manga es, precisamente, la adaptación de Neon Genesis Evangelion, sentimos curiosidad hacia ello.

Las dos cosas son importantes para él: el ilustrar un manga con su faceta de ilustrador y el diseñar personajes con la de diseñador. Sin embargo, hace una distinción por la que, dice, siente el peso del trabajo cuando realiza los diseños de personajes para una producción. Para él, el sentirse parte de un grupo donde cada persona tiene su labor: la de Sadamoto es la de ilustrar y diseñar los personajes, y le resulta mucho más gratificante que la de ilustrador, pues en ella, trabaja completamente solo.

Con esto, terminamos nuestra entrevista con Yoshiyuki Sadamoto, quien nos agradeció el agradable momento compartido. Como detalle curioso, alabó el trabajo realizado por Norma Editorial para con su edición del manga de Evangelion. Le encantó el cofre que sirve para recopilar los cinco primeros tomos; y se sorprendió de que existiesen dos ediciones distintas del manga, una de ellas parecida al formato de edición del cómic estadounidense. Le resultó un hecho bastante interesante.

No obstante, entre las actividades programadas en lo referente a la presencia de Sadamoto en FicZone 2016, además de la tan esperada sesión de firmas, el diseñador también ofreció una conferencia, que servía las veces de encuentro con los fans, en la que compartió ciertas anécdotas y hechos significativos. Por ejemplo, confesó no ser muy dado al dibujo digital. Después de tantos años como ilustrador a la vieja usanza, se le hace extraño y tedioso intentar cambiar su estilo. A pesar de ello, es una persona que nunca deja de aprender, por lo que actualmente está probando el sombreado y coloreado digital para contrastar.

Otra de las curiosidades más destacadas es el hecho de que Sadamoto no ha jugado nunca a .hack. Recordemos que fue el encargado del diseño de personajes de la serie de videojuegos de Play Station 2 de la compañía CyberConnect. Sin embargo, reconoció que su personaje favorito de la saga es Kakeru Tanaka.

Por otro lado, referente a Evangelion, su personaje favorito, además de ser el que más le gusta dibujar, es Kensuke Aida. Para quien no lo recuerde, es uno de los compañeros y amigos de Shinji Ikari. Sadamoto explica que se siente muy identificado con ese personaje, por lo que se le hacía muy agradable y fácil el dibujarlo. En cuanto a la trama del manga de Neon Genesis Evangelion, tuvo que reconocer que se la inventaba sobre la marcha. Desde el principio, Sadamoto tenía muy claro y reafirmado el final que quería darle al manga; lo que no tenía tan pulido era el cómo iba a llegar hasta él. De hecho, sucedió algo curioso debido a que fuera Sadamoto el encargado de ilustrar el manga: como ilustrador de profesión, avanzaba mucho más rápido con sus dibujos de lo que se realizaba el anime. Asimismo, aclara que él no eligió encargarse de la adaptación al manga, sino que “le tocó por asignación”: cuando se repartió el media-mix (planificación de producto transmedia para una idea) de lo que sería la franquicia Evangelion, a él le encargaron dibujar el manga.

Declaró y confesó abiertamente ser fan incondicional de Stanley Kubrick, director de cine americano conocido por 2001: una odisea en el espacio, El resplandor, La chaqueta metálica o Eyes Wide Shut. No faltó quien mencionó ciertas similitudes entre Evangelion y 2001: una odisea en el espacio, aunque ante eso, Sadamoto permaneció sin pronunciarse.

Para finalizar, os adelantamos que Yoshiyuki Sadamoto trabaja actualmente en varios nuevos proyectos. Sin embargo, él mismo bromeaba con que tenía muy mala memoria, hecho que le impide trabajar en varios de ellos a la vez. Es más, reconoce que si se implica profundamente con uno, se olvida de todos los demás que tiene pendientes. A pesar de todo, es una persona muy trabajadora, que realiza su trabajo con esmero y tesón.

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdame a compartirle

Kisacullen

Colaborador Mision Tokyo


Graduada en Comunicación Audiovisual e investigadora a tiempo completo sobre el panorama del manganime en España.

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR: