Artículos / La firma / ¿Para qué publicar en una editorial?
Lunes, 21 noviembre 2011 20:52

¿Para qué publicar en una editorial?

Hasta principios del Siglo XXI el modelo de negocio estaba muy definido y había poco margen

Por: Genis

Nacido en Barcelona en la década de los 80 es un apasionado del manga desde que tiene uso de razón. Cursó estudios de Sociología en la Universidad Autónoma de Barcelona y actualmente se encuentra estudiando Administración y Dirección de Empresas en la Universidad de Barcelona, además de sacarse el título de actor de doblaje. Paralelamente a su formación académica ha trabajado para varias empresas dedicadas al manganime como Norma Editorial, Jonu Media, Estudio Fénix o Canal BuzzEmpezó en el mundo de la radio, en el que destacó por conducir durante 7 temporadas consecutivas el programa de RCB llamado Mision Tokyo y ser colaborador del programa Más Allá de la Viñeta de COM Radio, aunque también ha participado en algunos proyectos televisivos de La Sexta y el Canal Buzz. En el terreno de la prensa ha escrito para revistas especializadas como Minami, Shirase, Anitype, Dibus! y Jetix Magazine, además de editar su propia publicación, Mision Tokyo Magazine.Actualmente es uno de los directores de MisionTokyo.Com 

¿Para qué publicar en una editorial?


Ken Akamatsu nos mostró el camino con su J-Comi, web donde publica mangas en formato digital de forma legal, y más cerca tenemos el ejemplo de Jesulink, cuyo éxito, a tenor de las colas que se formaron en nuestro stand del Salón del Manga cuando vino a firmar, es indiscutible. Los tiempos han cambiado y las nuevas tecnologías están al alcance de los ciudadanos de pie con lo que las posibilidades creativas y comerciales se multiplican.

Hasta principios del Siglo XXI el modelo de negocio estaba muy definido y había poco margen de maniobra para nuevas propuestas. El editor hacía de filtro de aquello que creía que podía funcionar a nivel comercial y decidía invertir en aquellos proyectos que le transmitan mayor seguridad. Publicando en una editorial el autor conseguía prestigio y sobretodo difusión y promoción. A su vez, la editorial también adquiría prestigio si conseguía editar obras de éxito, además del correspondiente rédito económico. Pero este modelo parece estar cambiando.

Por todos es sabido que hoy por hoy resulta imposible ganarse la vida publicando manga en España y que la mayoría de autores deben salir al extranjero o explorar otros campos de la ilustración si pretenden pagar las facturas con sus dibujos. Así pues, lo único que puede aportar una editorial es cierta fama, siempre y cuando decida invertir en promocionar la obra que venden, algo realmente escaso en las editoriales de manga de nuestro país. Así pues ¿Qué nos queda? Pues simplemente la ilusión de cumplir un sueño nostálgico y poco más.

En el mejor de los casos, el manga que publiquemos en la editorial, venderá 3000 ejemplares, cifra muy por encima de la media que suelen vender los mangas japoneses en España hoy en día. Si el precio es de 8€ y conseguimos un generoso royalty del 10% ganaremos 2.400€ por tomo. Una nada despreciable cifra si no fuese porqué detrás de cada tomo suele haber un año de trabajo. Supongamos que el autor es una maquina y consigue realizar hasta 2 tomos al año, bien, entonces se llevará 4.800€. Lo cual se traduce en un sueldo de 400€ mensuales. Luego tendrá que quitarle los autónomos, las cuotas a la agencia (si está asociado), gastos de material varios, etc. En definitiva, unas tapitas.

“Los avances logrados en la edición bajo demanda 1×1 y la popularización de internet pueden ser la solución a algunos problemas que históricamente han tenido los autores”

Los avances logrados en la edición bajo demanda 1×1 y la popularización de internet pueden ser la solución a algunos problemas que históricamente han tenido los autores, el principal, ganarse la confianza de un editor para que invierta en su proyecto y que este pueda ver la luz para posteriormente ser juzgado por el público y la crítica. De toda la vida han existido iniciativas de autoedición pero lo que ahora se abre ante nuestros ojos es un abanico de nuevas posibilidades inimaginables hace unos años.

La mayor satisfacción para un autor es ver que hay gente que te lee y disfruta de tu obra, y si además recibes algo de dinero para unas tapitas pues mejor que mejor.

Ahora es posible llegar a millones de personas gracias a herramientas para difundir contenidos como Scribd o Issu. Con la emergente edición bajo demanda ya es posible comercializar tu obra física, incluso con tapa dura y un diseño profesional. Para ello existen plataformas como Publicatuslibros.com, edicionpersonal.com, LuLu.com/es o bubok.com y si queremos aumentar el presupuesto de los proyectos para realizar mayor tirada siempre podremos acudir al “Crowfunding“, internet también lo hace posible.

La gran cantidad de eventos que se celebran actualmente en España hace posible comercializar los libros sin necesidad de recorrer a una distribuidora. Llegar a acuerdos con centros comerciales para que vendan nuestro libro también puede ser una buena solución para aumentar las ventas, además, las grandes superficies cada vez están más abiertas a este tipo de iniciativas tal como lo demuestran proyectos como bookandyou.com/es que cuenta con la colaboración de El Corte Inglés. En última instancia se puede recorrer a una distribuidora especializada como SD. Quizá suponga un esfuerzo intentar convencer a una distribuidora para que trabaje con nuestros productos pero siempre será mucho más fácil que convencer a una editorial para que edite nuestra obra, además que el coste económico es mucho menor.

Y para promocionarse no hay nada mejor que exprimir las redes sociales (Twitter, Facebook, aNobii…) apoyadas con un blog que sirva de destino final de todas nuestras acciones por la red. ¡Todo gratis y más efectivo que colar un anuncio en algún canal de TV!

Todo esto sin tener en cuenta el boom del mercado de las tablets que ha situado a las ediciones digitales en el punto de mira de todas las empresas. Y actualmente, gracias a Adobe y su Indesign CS5 resulta más sencillo que nunca editar contenidos en formato digital.

“Algo increíble esta sucediendo, disponemos de un montón de posibilidades cuyo único límite es la imaginación. Tenemos a nuestro alcance un mundo nuevo por explorar.”

Con todas estas herramientas es posible llegar a mucha más gente que con una editorial pero si encima queremos disfrutar de esas ansiadas tapitas tenemos a nuestro alcance muchas herramientas que nos aportaran ingresos. Hablo de la publicidad contextual (Adsense), programas de afiliados (AffiliateFuture, Zanox, Exponsor, Tradedoubler) o Articulos patrocinados (Zync) que supondrán un buen extra a las ventas de ejemplares físicos.

Algo increíble está sucediendo, disponemos de un montón de posibilidades cuyo único límite es la imaginación. Tenemos a nuestro alcance un mundo nuevo por explorar. Es realmente apasionante, y uno no puede esperar a ver como los jóvenes autores sacan provecho de todo esto que no enseñan en las escuelas y que está al alcance de todo el mundo. Espero que lo hagan antes que las multinacionales, sin duda lo harán y nos sorprenderán con cosas inesperadas y maravillosas. Imaginación y creatividad no les falta, recursos tampoco. A los aficionados sólo nos queda sentarnos y observar como aparecen un montón de iniciativas sorprendentes, bellas e inspiradoras. Y desde el cielo Gutenberg seguro que se muere de envidia.

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdame a compartirle

Genis

Colaborador Mision Tokyo


Director y fundador de Mision Tokyo.

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR: