Artículos / Historia Manganime / Historia del manga y el anime 5
Lunes, 9 abril 2012 13:03

Historia del manga y el anime 5

EL FENOMENO DRAGON BALL (Parte V)

Por: Genis

Y empezamos otra nueva sección, en esta ocasión dedicada a la historia del manga y el anime en España, en la que iremos publicando artículos varios sobre tiempos pretértiros con especial atención al nacimiento de la industria en nuestro país. ¿Quién fue el iluminado al que se le ocurrió empezar a editar manga en castellano? ¿Cómo se hizo? ¿Cómo eran los otakus de entonces? Son sólo algunas de las cuestiones a las que intentaremos dar respuesta.

Pero esta sección no será como las demás, queremos que sea un espacio interactivo y multimedia. Es decir, queremos contar con tu ayuda y participación activa en el desarrollo de estos artículos. La ventaja de internet es que la información se puede ir actualizando y creciendo con los aportes de la gente y así lo haremos en esta sección. Publicaremos un artículo base que esperamos ir apliando y revisando con vuestras experiencias, recuerdos y aportaciones, de ahí lo interactivo. Sobre lo multimedia es porqué estos artículos que haremos con vosotros también tendrán versión radiofónica, en nuestro podcast, y el objetivo final será editarlo todo en un bonito libro recopilatorio en el que se reconocerá a todos los que colaboréis con nosotros.

¿Os apuntás este apasionante viaje? Seguro que será algo inolvidable…

EL FENÓMENO DRAGON BALL (Parte V)

DRAGON BALL EN ANTENA 3 (1997): Renace la Songokumanía


En 1997 Antena 3 emite por primera vez Dragon Ball en castellano para toda España. Como usaron el doblaje producido por Canal Sur y Telemadrid, al llegar al capítulo 167 se dieron cuenta de que la serie se cortaba, pues anteriormente había sido cancelada en las televisiones autonómicas, así que tuvieron que producir el doblaje de todos los episodios inéditos en Madrid y Andalucía. Este es el motivo por el que vuelve a haber variaciones (“errores”) en la traducción y el doblaje.

Realmente, Dragon Ball ha seguido un tortuoso camino hasta llegar a ser doblada completamente al castellano. Todas estas situaciones han causado que a lo largo de la serie las expresiones de ataques cambien sin venir a cuento o algunos personajes modifiquen su voz de un capítulo a otro sin motivo aparente. La cantidad de traductores, distintos idiomas de origen, varios estudios de doblaje… ha provocado que la versión española de Dragon Ball sea una de las peores. Precisamente la última parte de la serie (del capítulo 167 al 291) fue adaptada a partir de la versión francesa ya censurada, lo que unido a los tijeretazos que también le propinaron los responsables de Antena 3 dejó a esta versión de la serie como una de las más recortadas de todas.

En esta ocasión, el éxito de la serie no pilló a nadie por sorpresa y las empresas estaban más que preparadas para aprovechar el boom mediático de Goku y compañía. Salieron muñecos, tarjetas, reediciones del manga y un sinfín de productos derivados de mucha más calidad que los pósters de Matutano de principios de los 90. Aunque sin duda, lo más interesante de esta época fue la edición en VHS de Dragon Ball GT que editó Manga Films antes de su emisión en televisión. En resumen, fue un fenómeno televisivo más pero no supuso ninguna revolución como sí lo fue la emisión en los canales autonómicos.

De todas formas, y a pesar de la doble censura que había sufrido la serie, en esta ocasión la emisión de Dragon Ball tampoco estuvo exenta de polémica y volvió a recibir duras críticas por su elevada violencia, a lo que Elene Lizarralde, directora de Club Megatrix, respondía que “Trabajamos en una empresa que nos pide resultados de rentabilidad al cabo del año” (El Pais 19/12/98). En claras alusiones a la buena audiencia que conseguía la serie. Mientras que la defensora del espectador de Antena 3, Consuelo Álvarez de Toledo afirmaba que Bola de dragón “tiene muchos seguidores”, y que la misión de la televisión no es tanto educar y enseñar como entretener. “La televisión no puede ni debe sustituir a los educadores y padres”.

Aunque en cuanto polémicas se refiere, es especialmente curioso, por llamarlo de alguna forma digna, un informe de la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa (CEACCU) que pretendía declarar Dragon Ball como anticonstitucional alegando que sus contenidos eran contrarios a los preconizados por la Constitución Española. Lola Lara, responsable del informe, llegaba a calificar a Dragon Ball de “un único y descomunal acto de violencia, con escenas de huesos que crujen y sangre que salpica».” (El Pais 15/8/1998).

 Como todas las cosas nuevas, Dragon Ball provocó mucho miedo entre las mentes más cerradas y conservadoras pero lo cierto es que afortunadamente el tiempo les ha quitado toda la razón. Los valores de la serie no están en la forma en la que se presentan los combates sino en sus causas y sus consecuencias. La acción atrae pero de momento los humanos somos incapaces de volar y lanzar bolas de energía por lo que esa violencia nunca llegó a ser asimilada por los niños como tal. Lo que sí quedó fueron las lecciones sobre la amistad, el esfuerzo y la autosuperación, el luchar contra las adversidades de la vida y el tener claro que cualquier malo puede convertirse en bueno en cualquier momento, así que siempre hay que respetar a todo el mundo más allá de su ideología o raza. Realmente no creo que Dragon Ball fuese concebida como una serie moralista cuyo objetivo fuese adoctrinar a los niños según los valores de la constitución española pero tampoco creo que estuviese fomentando actitudes violentas y censurables, pues Japón es uno de los países con menor índice de delincuencia del mundo. En fin, podríamos hablar horas, días y meses sobre el tema pero no es el objetivo de este escrito. Los hechos son los que son y los problemas de una sociedad nunca son causados por una serie de televisión, que en la mayoría de las ocasiones cumple las funciones de evasión de la realidad y tener un hueco en nuestras vidas en el que poder soñar despiertos.

 

HASTA EL INFINITO Y MÁS ALLÁ

Más allá de estos dos booms, Dragon Ball ha estado de alguna u otra forma siempre presente en nuestras vidas. Su impacto es tan innegable como irrepetible y sin duda alguna estamos ante la serie más importante de toda la historia del manganime en España. El análisis de su éxito lo dejaremos para otra ocasión pues en este artículo tan solo he querido hacer algo de historia y narrar como se desarrolló el boom en cuestión. Un ejercicio nostálgico que sirve para conmemorar que este 2012 se cumplen 20 años de la llegada del manga de Akira Toriyama a España. 20 años en los que si algo no ha cambiado es que seguimos teniendo una colección de cromos de Panini dedicada a Dragon Ball en los quioscos.

goku

 EL FENÓMENO DRAGON BALL (Parte IV)

 EL FENÓMENO DRAGON BALL (Parte III)

EL FENÓMENO DRAGON BALL (Parte II)

EL FENÓMENO DRAGON BALL (Parte I)

¿Te ha gustado este artículo? Ayúdame a compartirle

Genis

Colaborador Mision Tokyo


Director y fundador de Mision Tokyo.

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR: